Actualidades

    Contento. Así dice sentirse el embajador de Francia en Bolivia, Denys Wibaux, porque las relaciones entre ambos países son cada vez más fuertes para el desarrollo de varios proyectos ligados al agua, saneamiento básico y energías renovables.

    Es así que desde hace más de dos años, a través de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), el país galo ha apoyado a Bolivia con el financiamiento crediticio de más de 250 millones de euros.