Queridos Amigos de Bolivia

Queridos Amigos de Bolivia,

Desde París, donde actualmente me encuentro, quiero agradecer a todos, desde el fondo del corazón, los numerosos mensajes de afecto y solidaridad luego del terrible incendio que acaba de azotar a la Catedral de Notre Dame de París.

Estaba anoche en los muelles del Sena, en medio de una multitud inmensa y silenciosa de Parisinos y visitantes extranjeros en choc, asistiendo juntos, impotentes, a la catástrofe en curso, mientras que los bomberos de París luchaban valientemente contra el fuego.

La conmoción mundial que se manifiesta hoy nos va directo al corazón y muestra cuán arraigada está Notre Dame en la memoria colectiva de todos, con sus gárgolas aterradoras y familiares, las siluetas inolvidables de Cuasimodo y Esmeralda, y la sombra inmensa de Victor Hugo.

Este navío inmóvil que atravesó 850 años de nuestra historia, este patrimonio arquitectónico, espiritual y literario único forman verdaderamente parte del bien común de todos nosotros.

Es por esta razón que sabemos, aunque nuestro corazón está hoy en cenizas, que esta catedral de nuestra infancia y de nuestros sueños, la reconstruiremos.

Denis GAILLARD

Embajador de Francia en Bolivia

publié le 16/04/2019

haut de la page